Hidrógeno verde se toma la agenda de la región de Antofagasta

Hidrógeno verde, punto principal de la pasada Exponor, podría representar el 28% de la demanda de hidrógeno para 2050. Actualmente el sector minero es el que más ha innovado en esta transición.
Por Rodrigo Pinto Torrejón

[NOTA: Este artículo fue escrito por Rodrigo Pinto Torrejón, periodista del departamento de comunicaciones del Gobierno Regional de Antofagasta de Chile, en el marco de la Primera Capacitación para la prensa sobre hidrógeno verde de H2LAC.  Esta versión contiene algunas mínimas modificaciones realizadas por el equipo editor de H2LAC.]

La región de Antofagasta fue escenario de la Exhibición Internacional de Tecnologías e Innovaciones para la Industria Minera y Energética, más conocida como Exponor. Instancia que agrupó a 730 expositores, 28 países representados y más de US$ 850 millones en negocios concretados, cuya edición de este año estuvo marcada por la expansión de procesos, experiencias y emprendimientos asociados a la producción de hidrógeno verde.

Este vector energético ha ido ganando espacio progresivamente en la agenda económica, política y ahora social de la región de Antofagasta, gracias a su uso en la industria minera y hoy, asociado a la electromovilidad en el transporte público, lo que considerando la tradición minera del norte de Chile, su vasto desierto y sus condiciones meteorológicas, trae grandes oportunidades de desarrollo para esta región.

A lo anterior se suma el compromiso establecido por el presidente chileno, Gabriel Boric, de firmar el Acuerdo de Escazú y promulgar la nueva Ley Marco de Cambio Climático, que ponen al país sudamericano en línea con el desafío mundial de los países y las industrias con la descarbonización, y en donde el hidrógeno verde es un componente clave para alcanzar las metas de reducción de la huella de carbono.

Para que estos esfuerzos desde el sector público tengan sinergia con las metas desde la industria privada, es necesaria la generación de grandes acuerdos que permitan avanzar de forma decidida hacia procesos de modernización con sello verde. El norte de Chile lo ha entendido así. Desde el gobierno regional de Antofagasta se está implementando la Estrategia Regional de Innovación, en la cual el hidrógeno verde juega un rol importante, y a la vez, avanzando en un acuerdo con la OCDE para establecer una plataforma de trabajo con la gran industria y comunidades que culmine en una política regional para la minería.

Finalmente, cabe destacar que en la actualidad solo el 1,8% del hidrógeno producido en el mundo es verde, y los países están consientes de la demanda que se avecina, pero también de la necesidad de concordar líneas de acción entre las naciones para un desarrollo sostenible. Prueba de ello fueron los discursos presidenciales en la pasada Cumbre de las Américas, apuntados en su mayoría a la colaboración entre estados para hacer frente a los desafíos del cambio climático desde una mirada territorial. Si sumamos lo anterior a lo visto en la pasada Exponor en Antofagasta, es posible configurar un elemento más del próspero escenario que tendrá Sudamérica en la oportunidad de desarrollar la industria del hidrógeno verde.

¡Nuevo newsletter H2LAC Review!

Suscríbete ahora y se el primero en recibir información actualizada sobre el desarrollo del hidrógeno verde en la región.

Menú