Planta Piloto Móvil de H2V permitirá cuantificar el potencial de generación de la región de Antofagasta

A través de su planta fotovoltaica, el piloto chileno tiene la capacidad de produciraproximadamente 2,8 kg de hidrógeno verde al día.

La Planta Piloto Móvil de Hidrógeno Verde es un proyecto de investigación científico, liderado por el Centro Científico Tecnológico de la Región de Antofagasta (CICITEM) en Chile y financiado a través del Fondo de Innovación para la Competitividad Regional (FIC-R). La iniciativa tiene como objetivo cuantificar, en condiciones reales, el verdadero potencial de generación de hidrógeno verde a partir de energía fotovoltaica en la Región de Antofagasta.  Con el fin de conocer más a fondo el proyecto, desde H2LAC conversamos con Lindley Maxwell, el investigador principal de energía del CICITEM.

La capacidad de la Planta Piloto Móvil

El proyecto estudiará el potencial de producción de hidrógeno verde mediante electrólisis del agua, a partir de energía solar fotovoltaica. La planta integra distintas tecnologías, principalmente la de una planta fotovoltaica de 33 kW, la cual va a proveer la electricidad de ocho electrolizadores. Además, contiene 63 paneles de 540 kW y dos tanques de agua potable de 400 L, que son purificados dentro de la planta. “Según nuestros cálculos, utilizando la planta fotovoltaica que tenemos disponible podemos estar produciendo aproximadamente 2,8 kg al día. Ahora, si nos conectamos a la red eléctrica durante 24 horas podemos producir 8 kg al día” indica Lindley Maxwell, director del proyecto.

Principales objetivos

La iniciativa pretende, por una parte, cuantificar el potencial real que tiene la región de Antofagasta. Entre esto, busca diseñar, construir y ejecutar campañas de monitoreo en zonas georreferenciadas que presenten ventajas comparativas de condiciones geofísicas, entre ellas, las condiciones del desierto de Atacama para la producción de hidrógeno verde. De esta forma, permitirá evaluar y sistematizar la data generada en las campañas de monitoreo, diseño, diagramación y levantamiento de un sistema de modelación que permitirá identificar zonas de alta eficiencia de generación de hidrógeno. Asimismo, la planta busca generar capital humano en el área de investigación, brindando la oportunidad de ofrecer prácticas profesionales o trabajo de tesis asociados al funcionamiento de la planta.

Lindley Maxwell indica: “Queremos articular mecanismos de colaboración con el mundo público para que los tomadores de decisiones tengan un entendimiento básico y general sobre temas asociados al hidrógeno y puedan tomar las mejores decisiones para nuestra región”.

Los beneficios de la movilidad

La particularidad de la planta es su movilidad: puede ser posicionada en distintos puntos de la región, partiendo de cero de altitud hasta los 5000 m. Esto permitirá ver cómo afecta, por ejemplo, la fluctuación solar y métrica, los factores de planta, tanto de producción, como de utilización del hidrógeno en la celda de combustible. Ya que se trata de reacciones químicas gaseosas, las variables como la presión, altitud, flotación solar y métrica y humedad influyen directamente sobre la eficiencia de producción y de consumo.

Con los datos extraídos, se realizarán simulaciones que permitirán identificar las zonas con mayor potencial de generación de H2 en la región. Así, se podrán generar planes de desarrollo territorial que permitan un crecimiento sustentable y sostenible del territorio: “los datos recogidos van a integrarse en un modelo matemático que nos va a permitir generar un mapa en continuo en donde a través de un computador podremos saber cuál es la eficiencia de producción y la eficiencia de consumo en cualquier punto de la región con un clic”, destaca Maxwell.

 

El potencial de la región

Considerando las condiciones y los beneficios que tiene la región de Antofagasta, debido a sus ventajas comparativas ideales para la producción de hidrógeno verde, por su alta radiación solar, la Planta Piloto Móvil de Hidrógeno verde demuestra una gran posibilidad de desarrollo y es un paso importante para avanzar en la transición energética de Chile.

“El efecto que puede tener Antofagasta hacia la transición energética de Chile es enorme […]. Esto va a impactar positivamente desde un punto de vista económico, pero tenemos que trabajar en cómo esto va a ser transmitido al desarrollo local. Si bien es una industria muy grande que se va a desarrollar en los próximos cinco años, los beneficios que va a traer son beneficios compartidos entre las comunidades”, asegura Maxwell. El desarrollo de la producción de hidrógeno verde va a traer mucha demanda, entonces es importante que sea desarrollada de forma equilibrada.

“Tenemos que generar una industria que sea sustentable de un punto de vista ambiental, como también desde los puntos de vista económicos y sociales” concluye Lindley Maxwell, el investigador principal de energía del CICITEM.

Esta iniciativa, inaugurada a mediados de octubre con la presencia del presidente, Gabriel Boric y el titular de Energía, Diego Pardow, impactará en la diversificación de la economía regional: la generación de una nueva industria y la formación de talento humano tanto en hidrógeno como en energía solar.

¡Nuevo newsletter H2LAC Review!

Suscríbete ahora y se el primero en recibir información actualizada sobre el desarrollo del hidrógeno verde en la región.

Noticias relacionadas

Menú