Innovación: Catalizador del hidrógeno en Latinoamérica

Karen Peralta, Directora de la Cámara de Hidrógeno ANDI NATURGAS

El mundo ha venido enfocando sus esfuerzos hacia la transición energética desde hace varios años, motivando iniciativas de transformación a nivel económico e incluso geopolítico. Los gobiernos y el sector privado atendieron el llamado a unir esfuerzos para combatir el cambio climático y de forma coordinada se firmaron y ratificaron acuerdos para alcanzar la carbono neutralidad.

Hoy en día, el mundo enfrenta una coyuntura energética, el conflicto de Rusia y Ucrania, y consecuente, inflación mundial, han llevado a los diferentes actores públicos y privados a replantearse los mecanismos para activar la transición energética; y sobre todo, a plantear acciones que respondan a los objetivos climáticos a la vez que se atienden las necesidades inmediatas de suministro. En este punto toma especial relevancia la innovación para integrar fuentes de energías limpias y el desarrollo tecnológico que impulse tanto la oferta como la demanda de estas nuevas energías.

Acelerar la integración de energías renovables, soluciones de almacenamiento y de eficiencia energética, y el despliegue del hidrógeno de bajas emisiones, se presentan como los elementos clave para afrontar la coyuntura actual a la vez que se mantiene la mirada en el objetivo de carbono neutralidad. En el 2022 se adicionaron 295 gigavatios (GW) de energías renovables en todo el mundo, el aumento anual más grande en la historia, cuyas inversiones fueron lideradas por el sector privado especialmente en países con menores riesgos asociados[1].  Latinoamérica, con gran potencial de energías renovables e hidrógeno, ha avanzado positivamente hacia la transición; aunque a un ritmo de inversión más lento respecto a los países de Europa y Norteamérica, que ya han implementado fuertes medidas para la transición como la Directiva de Renovables y el Inflation Reduction Act; que evidencian la importancia de implementar políticas públicas decididas a atraer inversiones así como impulsar el desarrollo tecnológico que permita crear y mantener capacidades a nivel regional.

En este punto, la innovación entra a jugar un rol fundamental, desde el punto de vista de modelos de negocio, regulaciones y a nivel tecnológico. Para la industria del hidrógeno, las regulaciones deben ser flexibles para implementar nuevos modelos de negocio y atractivas para movilizar inversiones, a la vez que se promueve la seguridad en el manejo de este vector energético. Colombia ya cuenta con un marco regulatorio general que persigue estos objetivos, el cuál deberá ser profundizado en los próximos años; de manera similar, otros países de la región como Chile y Brasil, han venido abordando el tema con lineamientos y regulaciones para el sector.

Desde el punto de vista de desarrollo tecnológico, tanto los gobiernos como el sector privado y la academia deben promover estrategias que faciliten la entrada de proyectos y desarrollen capacidades locales. De esta manera, las iniciativas de innovación, serán el principal catalizador para despliegue del hidrógeno en Latinoamérica. Colombia avanza en esa línea, en marzo de 2023 fue presentado el primer programa de innovación de hidrógeno «Hub de Innovación de Hidrógeno«, con el cuál se buscan soluciones innovadoras a los desafíos del sector en materia del aprovechamiento de la infraestructura de gas natural para el transporte de hidrógeno, cambios tecnológicos en los equipos de uso final a nivel industrial, residencial y de transporte y el desarrollo de nuevos casos de negocio.

El Hub de Innovación de Hidrógeno, que cuenta con el respaldo de las empresas líderes del sector, la Cámara de Hidrógeno ANDI NATURGAS, la red Econova de Ecopetrol y el apoyo de la Agencia de Cooperación Alemana – GIZ Colombia, seleccionará las soluciones con TRL 5 o superior, para ser implementadas en el segundo semestre de 2023, movilizando alrededor de US$ 500.000, en los próximos seis meses. La cooperación alemana es fundamental en este programa, dado que permitirá, de la mano de expertos, estructurar los proyectos y determinar la factibilidad de los mismos. En etapas posteriores, los fondos internacionales y alianzas entre países, serán clave para avanzar en la escalabilidad de estas soluciones y su comercialización a nivel internacional.

El desarrollo de estos programas, contribuye a generar nuevo conocimiento, a la vez que se generan encadenamientos productivos alrededor del sector para potencializar las oportunidades de la región en materia de hidrógeno, atraer inversiones y transitar, de manera coordinada, hacia una economía libre de emisiones.

[1] IRENA (2023), World Energy Transitions Outlook 2023: 1.5°C Pathway, International Renewable Energy Agency, Abu Dhabi.

¡Nuevo newsletter H2LAC Review!

Suscríbete ahora y se el primero en recibir información actualizada sobre el desarrollo del hidrógeno verde en la región.

Menú